Vehículo construido por estudiantes colombianos participó en competencia de la NASA

0
144

Recientemente Latinoamerica ha comenzado a crecer en materia de desarrollos tecnológicos, incluidos aquellos enfocados en el espacio. Y para representar a Colombia, un grupo de estudiantes de la Universidad Javeriana, creó un vehículo, el cual participó en el concurso Human Exploration Rover Challenge de la NASA. 

Este reto congrega a estudiantes de diferentes colegios y universidades de manera global, con el objetivo de probar la capacidad de diferentes rover, diseñados por ellos mismos.

El desarrollo recibe el nombre de “Marco” nombre que se refiere a la unión de las palabras Marte y Colombia. Así mismo, se inspiró en Marco Polo. Es un vehículo de 3 ruedas, plegable y se puede tripular por dos personas, en este caso fueron un hombre y una mujer, en representación de la universidad.

Marco está conformado por llantas fabricadas con fibras naturales como mimbre, ramas de helecho y cáñamo. Apoyados con resinas para darle más resistencia. Además, cuenta con un patrón, una figura de la abstracción del Hombre Jaguar de culturas precolombinas.

Giovanni Viteri, es el profesor líder del grupo participante en Alabama, quien en entrevista con medios informativos ha compartido la siguiente información:

“solamente teníamos dos meses para desarrollar el vehículo. Para agilizar, dividí el trabajo del vehículo en cinco equipos. Hice que cada grupo de estudiantes se especializara en cada sistema. Un grupo empezó a aprender la transmisión, otro la suspensión, otro la estructura, otro las llantas y otro todo el sistema de seguridad y herramientas para el concurso.

Una vez tuve a los representantes que iban a viajar a Estados Unidos, hice un plan de entrenamiento físico. Nos íbamos al gimnasio de 6 a 7 de la mañana todos los días. El rover debe ser propulsado por la fuerza humana ya que esto es una condición clásica de este reto. Entonces esto hace que la condición física sea una parte fundamental.”

El peso, debía ser de un límite máximo de 95 kilos y en ese aspecto fue exacto, por otro lado, la plegabilidad de la estructura debía entrar en una caja de 1,50m x 1,50m x 1,50m. Su tamaño es de 2,40m x 1,4m y se pudo plegar exactamente para cumplir con los requisitos.

“cuando llevábamos un 40-45% de la pista hubo un problema con la cadena de la transmisión trasera que se terminó enredando con un componente de la rueda. Tuvimos que hacerle el mantenimiento y sacarlo…Posteriormente nos permitieron terminar la pista porque al menos hacerlo daba puntuación.

Es muy difícil que un vehículo termine la totalidad de la pista. De hecho, el reto del Rover Challenge es que el vehículo pueda terminarla. Las condiciones son bastante difíciles.”

Como resultado, aunque no ganaron el primer lugar, tuvieron una experiencia incomparable, y que abre caminos al desarrollo tecnológico al país colombiano, como bien lo explica el profesor, su vehículo fue creado en tan solo dos meses. Mientras quienes ganaron el premio a mejores novatos tenían un vehículo creado en dos años. Finalmente, entre 108 competidores se posicionaron entre los 40 primeros puestos del concurso.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here