Stark, la startup que permite a desarrolladores crear programas más accesibles, recibió una inversión de $6 millones de dólares

En un mundo donde cada día se busca generar más accesibilidad para personas con discapacidad, los sitios web no se quedan atrás, y para nadie es un secreto que muchas empresas pueden tardar meses intentando hacer accesible su software cumplir con las últimas normas reglamentarias, lo que conlleva gastar tiempo y dinero, sin embargo Cat Noone y Michael Fouquet se unieron para crear un sistema que ayude a las empresas a volver más accesible su software.

La accesibilidad web se refiere a la medida en que un sitio puede ser utilizado por individuos con discapacidades. Esto puede incluir personas que son ciegas o tienen visión reducida, aquellos que son sordos o tienen problemas de escucha, tienen discapacidades de movilidad o cognitivas, y más. 

Es por lo anterior que Stark, una startup fundada en el 2020 busca ayudar a los diseñadores a hacer que el software y los sitios web sean más accesibles para las personas con discapacidad, y crearon un conjunto de herramientas que se conectan a herramientas de diseño y navegadores web.

En una entrevista para TechCrunch, Cat Noone, cofundadora y CEO de Stark, dijo que ella y Michael Fouquet, cofundador de Stark, lanzaron la empresa por el deseo de simplificar el diseño accesible. «Stark tiene una gran misión para hacer que el software del mundo sea accesible para todos. Y ayudamos a las empresas a impulsar la accesibilidad de meses a minutos con un flujo de trabajo de extremo a extremo muy simple».

Con la nueva inversión buscan potenciar el conjunto de herramientas de su portafolio

Recientemente Stark anunció una inversión de $6 millones de dólares liderada por Uncork Capital con la ayuda de Darling Ventures, Indicator Ventures y otros equipos inversores. Además, lanzaron un conjunto de herramientas para facilitar a las personas y los equipos la construcción de sitios web más accesibles.

Para desarrollar los programas Stark realiza un análisis inteligente automatizado y proporciona soluciones tanto para el diseño como para el código como parte del proceso. El sistema que ofrece la compañía está conectado directamente a herramientas de diseño populares como Figma, Sketch y Adobe XD, y a los navegadores web Google Chrome, Microsoft Edge, Opera y Brave.

Los diseñadores pueden comprobar si hay elementos como el tamaño de fuente, las opciones de color, el contraste y el texto alternativo, entre otras cosas, y buscar las opciones más accesibles, haciendo que la accesibilidad forme parte del proceso de diseño. Para los fundadores, hacer que el software y los sitios web sean accesibles no solo es una cuestión de equidad, sino también una cuestión que implica cada vez más el cumplimiento, con un creciente cuerpo de regulaciones de accesibilidad, no muy diferente a la seguridad o la privacidad.

“La accesibilidad no es un problema pequeño. Es parte de lo que llamamos el anuncio de servicio público interno de una empresa (privacidad, seguridad, accesibilidad) y accesibilidad junto a la privacidad y la seguridad como uno de estos tres problemas principales en el desarrollo de software que se ha ignorado», dijo Noone.

La compañía tiene cuatro planes diferentes para aquellas personas o empresas que quieran acceder a su producto, comenzando con una oferta gratuita con opciones de pago para profesionales, equipos y empresas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here