Ver vídeos es una de las actividades más realizadas en Internet, los usuarios además, quieren poder cargar, comprimir, y editar más fácilmente sus vídeos para mantenerse al día con un ritmo moderado.

YouTube es el segundo sitio web más visitado del mundo, con 1.300 millones de usuarios y 300 horas de vídeo subidas por minuto. Casi 5.000 millones de vídeos son vistos en el sitio cada día.

Según un informe de Markets and Markets, “Se espera que el mercado del vídeo empresarial crezca al rededor de 16.340 millones de dólares en 2017 a 40.840 millones de dólares en 2020, esto se corresponde a una tasa anual del 20,1%. El mercado se encuentra impulsado principalmente por la creciente demanda del vídeo como herramienta para mejorar las comunicaciones y colaboraciones entre empresas, y por la creciente adopción de la tecnología cloud”.

Si conoces el negocio de la edición de videos, o simplemente eres un fánatico vlogger, debes conocer lo doloramente lento que puede llegar a ser cargar convertir y comprimir esta clase de archivos.

El vídeo en línea es uno de los canales publicitarios de más rápido crecimiento, lo que provoca una fuerte demanda de contenido de alta calidad por parte de las marcas. Las plataformas de vídeo que pueden captar la atención de la mayoría de los consumidores con el mejor contenido cosecharán las mayores recompensas”, dijo Jonathan Barnard, jefe de pronósticos y director de inteligencia global de Zenith en un informe sobre The Drum.

No obstante, la mayoría de las herramientas de edición de vídeo requieren que primero se cargue un vídeo en un servidor antes de poder procesarlo. El tiempo invertido en cargar un vídeo gigante de alta resolución puede consumir mucho tiempo, y para cuando finalmente se haya cargado, la conversión y comprensión puede ser igual de larga. No sólo eso, sino que la calidad de vídeo se pierde a menudo durante las fases posteriores.

Existen, sin embargo, una solución en el navegador para todo esto que permite editar, convertir y comprimir hasta 20 veces más rapido, permitiendo una grabación sencilla basada en web y ofrece la posibilidad de compartir y organizar vídeos privados.

El editor de vídeo Clipchamp basado en la web va más allá, gracias a su tecnología única, fiable, privada y rápida.

Grabación a través del navegador

Clipchamp Video Recorder funciona sin ningún plugin anticuado como Flash. La versión gratuita graba vídeos de hasta cinco minutos de duración mientras que las grabaciones más largas están disponibles en el Business Plan.

La plataforma basada en la web permite a los usuarios grabar vídeos dentro del navegador, lo que elimina el tiempo de carga, y el convertidor de vídeo en el navegador convierte cualquier vídeo a MP4, WebM, WMV o FLV mientras trabaja con una amplia gama de formatos de entrada sin tener que instalar ningún software.

Además, para las personas que graban vídeos en el campo donde no tienen acceso a Internet ni al grabador incorporado, no hay problema. Estos archivos pueden ser subidos posteriormente a la unidad personal de Google Drive, YouTube, Vimeo o Facebook del usuario.

Privacidad y API incorporada

Lo que realmente distingue a Clipchamp es y siempre ha sido, su enfoque innovador que combina la gran tecnología con el ingenio. Los fundadores aportan años de experiencia en Investigación y Desarrollo, Ventas y Dirección General para las principales empresas internacionales de software.

La API de la plataforma permite a los desarrolladores y empresas transcodificar y cargar proyectos basados en web.

Por ejemplo, Hayden Kerr, CEO y fundador de MyCastingNet, explica cómo su empresa utilizó el sistema Clipchamp para agilizar su gestión de vídeo.

“Para algunos de nuestros programas populares, recibíamos y codificábamos una enorme cantidad de vídeo. para que estos vídeos sean codificados de manera oportuna para que nuestros clientes puedan verlos tomó una enorme cantidad de poder de procesamiento. Clipchamp nos libera de esa carga de codificación y aún así nos permite entregar nuestros vídeos codificados en un formato estandarizado a tiempo.”

Dado que la tecnología de Clipchamp procesa vídeos en el navegador sin subir o almacenar los vídeos de sus usuarios en sus propios servidores, esto significa que la privacidad es una característica central de la plataforma. También permite aplicaciones como el producto de colección de vídeo de la plataforma, donde los clientes pueden insertar un plugin de grabación y carga en sus propios sitios web y los usuarios pueden enviarles vídeos directamente, ofreciendo una forma segura de recibir y organizar vídeos.

Lo anterior es particularmente útil en el espacio educativo donde las presentaciones de los estudiantes pueden ser enviadas en aplicaciones web que utilizan la tecnología de grabación de Clipchamp sin que estos vídeos pasen por la infraestructura de terceros.

Buncee, una herramienta de creación y presentación para estudiantes y educadores para crear contenido interactivo en el aula, elogió a Clipchamp por su atención a la privacidad, ya que los proveedores anteriores de Buncee no se adhirieron a las estrictas políticas de privacidad de los estudiantes.

“Clipchamp garantiza que los vídeos generados por el usuario nunca se comparten con ningún servicio de terceros. Para nosotros, esto es crítico, ya que nuestra integración con Clipchamp garantiza que los estudiantes puedan explorar, aprender, comunicarse y colaborar en línea dentro de un entorno seguro”, dijo Eda Gimenez, Directora de Desarrollo de Negocios de Buncee.

Conversión y comprensión rápida

No importa el formato del archivo de entrada, Clipchamp no solo edita, sino que también convierte los vídeos a MP4 o WebM para que puedan ser visualizados en cualquier dispositivo, incluso en línea, por ejemplo, como un vídeo de fondo del sitio web.

También permite convertir los vídeos a WMV (incluso en Mac) para su uso en PowerPoint y otros programas de Office, y puede convertirlos a MP4 para verlos en su dispositivo Android, Kindle o iOS.

La plataforma también le permite reducir el tamaño de los archivos de vídeo para ahorrar espacio en disco o subirlos mucho más rápido a YouTube, Vimeo, Facebook o Google Drive sin pérdida de calidad visible.

El compresor de vídeo se utiliza para guardar películas rápidamente en Dropbox, OneDrive o iCloud, y para reducir los vídeos para usarlos en un sitio web Wix o Squarespace. También se pueden compartir a través de Whatsapp y Telegram.

En funcionamiento

Ya se están llevando a cabo numerosas actualizaciones para brindar más capacidad de edición a los usuarios de Clipchamp. Todavía en su fabe Beta, Clipchamp Create es un editor en el navegador que te da las herramientas necesarias para realizar vídeos fácilmente. Sin experiencia previa, usted puede idear, grabar, producir y distribuir todo desde un solo lugar.

Con el trabajo adicional en marcha para un editor de vídeo actualizado, grabador y plugin de carga para WordPress, ya no tiene que tener años de experiencia para grabar, editar, comprimir, organizar o convertir vídeos.

Artículo patrocinado

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here