Cómo prevenir un fraude al hacer compras en línea

407

Hoy en día las compras a través de plataformas virtuales tienen un peso muy importante en todo tipo de negocios. El comercio electrónico permite comprar a través de la red cualquier producto, contratar cualquier servicio o vender artículos, pero se deben tener las precauciones necesarias.

Basta con acceder desde un teléfono o un computador para acceder a un amplio abanico de posibilidades para comprar online. Hay infinidad de páginas para todo tipo de productos y simplemente tendremos que buscar el artículo que necesitemos.

Sin embargo, el problema es la seguridad, pues no está siempre presente. Son muchos los problemas que pueden surgir si no se toman las medidas adecuadas para evitarlos. Hay diferentes tipos de estafas para robar información, engaños para que los usuarios compren un producto que no se adapta a lo que debería y problemas a la hora de realizar las transacciones que pueden poner en riesgo nuestro dinero.

Acceder desde una red segura

Lo principal es asegurarse de estar utilizando una conexión segura a internet. Uno de los errores más típicos es comprar algo por Internet a través de una red Wi-Fi pública. No sabemos realmente quién puede estar detrás, si se trata de algún cebo para robar información o si incluso hay piratas informáticos que podrían acceder al historial de acceso de esa red.

Por tanto el primer consejo es evitar las redes que inseguras. Por ejemplo un Wi-Fi en un centro comercial o en la calle. En caso de que no tengamos una red inalámbrica fiable, siempre que podamos es mejor conectarnos a través de la red móvil o datos.

Esto también se puede aplicar a cualquier acceso a servicios o plataformas. Es decir, no únicamente a la hora de realizar el pago, sino para entrar con nuestro usuario y contraseña a un sitio en específico, bien sea al correo o red social.

Utilizar un dispositivo actualizado

También se debe tener en cuenta la importancia de contar siempre con las últimas versiones. A veces surgen vulnerabilidades que pueden ser aprovechadas por los piratas informáticos para explotarlas y recopilar datos o infectar los equipos.

Son los mismos desarrolladores y fabricantes quienes lanzan actualizaciones de seguridad. Debemos siempre tener esos parches instalados sin importar el tipo de equipo o sistema operativo que estemos utilizando.

De esta manera se aumentará la seguridad cuando vayamos a realizar una compra online. Estaremos utilizando un sistema actualizado y seguro, aplicaciones y herramientas que no cuenten con vulnerabilidades.

Métodos de pago seguros

Este es uno de los puntos más importantes. A la hora de comprar por Internet hay que utilizar métodos de pago que sean seguros, que nos garanticen que nuestro dinero está a salvo si hay algún problema.

En este sentido, hay que tener en cuenta únicamente las plataformas oficiales y que cuenten con la vigilancia de los entes reguladores, para de esta manera poder estar seguros de realizar una transacción sin problemas.

De forma adicional y para aumentar aún más nuestra protección, podemos utilizar tarjetas virtuales. Básicamente son tarjetas bancarias que usamos únicamente para comprar por Internet o incluso solo para esa transacción en concreto. Así no exponemos tantos datos.

Cómo saber si un sitio es seguro para comprar

Es importante conocer si un sitio o plataforma donde estemos pensando hacer una compra es realmente fiable y seguro. Hay que tener en cuenta que no es lo mismo un sitio fraudulento, que esté diseñado para estafar, que otro que sea legítimo pero que cuente con fallos que igualmente expongan nuestra seguridad.

Ver información y detalles

¿Ofrece información relacionada con la empresa, con quiénes están detrás de ese negocio? Las páginas web, al menos la mayoría, muestra información sobre quién está detrás del sitio, los datos de la empresa, etc.

Si vamos a comprar en un sitio web que no indica nada, que todo es confuso y donde además los métodos de pago no son de los considerados como seguros, posiblemente nos encontremos ante una estafa.

Buscar antecedentes

Siempre tenemos la posibilidad de realizar una búsqueda en Google y ver comentarios de una tienda online, ver si a otros clientes les ha ido bien o han tenido algún tipo de problema. Esto puede ser de ayuda para evitar problemas.

También hay foros relacionados con la temática de esa web donde podemos ver opiniones y posibles aspectos negativos.

Consejos preventivos después de comprar

Además de todo lo que hemos mencionado es interesante tener en cuenta algunos consejos preventivos para una vez hemos realizado la compra. El objetivo es no comprometer nuestros datos y estar alerta de posibles problemas.

Revisar con frecuencia los extractos bancarios

Un primer paso es revisar de manera frecuente nuestras cuentas bancarias y las tarjetas con las que realicemos pagos. Es una manera preventiva de asegurarnos de que no hay nada extraño, que no nos han cobrado más dinero de la cuenta o que no hay pagos que no hayamos realizado nosotros.

No guardar los datos de pago

Otra cuestión también interesante es la de no guardar los datos de pago en el navegador. Cuando vamos a realizar alguna compra y pagamos con la tarjeta o plataformas como PayPal, es posible que podamos guardar los datos para una futura compra.

Deshabilitar los débitos automáticos 

En este punto es importante recalcar que la decisión la determina finalmente el usuario, sin embargo, es bueno dar a conocer que a través de los débitos automáticos también se presentan fraudes. Lo mejor es hacer los pagos de manera manual en la plataforma asignada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here